¿Cuántas veces miras tu teléfono al día?

Un reciente estudio desvela que miramos el teléfono una media de 150 veces al día. ¿Realidad o ficción? Por mucho que nos pese esta, cifra está más cercana a la realidad. Aplicaciones para todo, escuchar música, consultar el correo electrónico o las redes sociales, publicar algo rápido en Twitter, chequear las últimas noticias en el periódico o contestar los últimos mensajes recibidos en Whatsapp, hacen que seamos cada vez más dependientes del móvil.

Paradojicamente con el uso central que van ocupando los teléfonos inteligentes en nuestro día a día, el término Nomofobia ha caído en desuso, pese a que casi un 77% de la población padece este trastorno. Solamente párate a pensar qué ocurre o qué sientes cuando te has olvidado el móvil en casa, cuando te has quedado sin batería o cuando no tienes Internet. Según los expertos, estos síntomas como ansiedad, nerviosismo, irritabilidad o sensación de incomunicación y vacío, pueden llegar a suponer un problema grave para el usuario cuando acaba afectando la vida personal o profesional.

Desde Locompramos te recomendamos algunas pautas para “desengancharte” del teléfono, antes de que sea demasiado tarde:

– Cuando llegues a casa, silencia el móvil o déjalo en modo avión. Si dejas que pase un poco de tiempo, verás como te olvidas de él.

– Déjalo siempre en una habitación diferente a donde estés.

– No uses tu teléfono las dos últimas horas antes de ir a la cama. Está demostrado que esta tendencia perturba el sueño. Aprovecha y lee un libro.

– Desinstala las redes sociales de tu teléfono móvil, para evitar que te invadan las notificaciones en todo momento. Así entrarás solamente cuando necesites consultar algo importante.

– Cuando quedes con amigos o estés con familiares, deja el teléfono en silencia, y a ser posible, no lo tengas delante. Es muy desagradable intentar mantener una  conversación con alguien que no despega la atención del móvil.

Sobre todo,  prueba a quedarte incomunicado aunque sólo sea por un momento. Verás que no es tan terrible vivir sin estar pendiente del móvil.

The following two tabs change content below.