Cuídalas y podrás conseguir más dinero al vender tu cámara

El frío extremo no es aliado de las cámaras de fotos ni de los objetivos, todo lo contrario, vamos a tratar de explicar por qué en lugares con mal tiempo o con cambios de temperaturo extremos, nuestra cámara puede verse afectada de una forma brutal. La electrónica ha supuesto un gran avance en muchos sentidos, sobre todo en prestaciones y eficiencia. No obstante, estos aparatos son mucho más vulnerables que los equipos antiguos a las temperaturas extremas, ya sea frío o calor. El frío afecta la batería, que suele agotarse muy rápido, aunque también puede verse afectada la tarjeta de memoria. Con temperaturas cercanas a los cero grados estos aparatos pueden dejar de funcionar o hasta sufrir averías. Para aquellos que les guste la nieve, la alta montaña o simplemente son amantes de fotografiar el oleaje del mar en plena ciclogénesis explosiva, en Locompramos, hemos elaborado una serie de consejos a tener en cuenta para mantener a salvo el material fotográfico. Este tipo de consejos te ayudarán a conseguir más dinero al vender tu cámara.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestra cámara reflex?

Para mantener nuestra cámara en buen estado debemos preservarla de las diversas siguientes situaciones:

1.Batería de repuesto. Para garantizar el éxito de un reportaje fotográfico es preciso llevar siempre una segunda batería, ya que el frío puede acortar su duración.
2.Abrigo para la cámara. Guardarla en un lugar aislado, en una bolsa aislante o cerca del calor corporal mientras se permanezca a temperaturas cercanas a los -10°.
3.Evitar los cambios bruscos de temperatura. Se puede guardar en el garaje o incluso dentro del frigorífico. Esto hará que la temperatura sea gradual y que se adapte mejor al entorno.
4.Fundas. Generalmente las fundas oficiales son suficientemente buenas para cuidar el equipo. También puede resultar útil colocar una bolsa isotérmica dentro de la maleta.
5.Exposición gradual. Después de una exposición al frío, intentar que al menos transcurran 2 horas dentro de la funda antes de sacarla en espacios interiores. De esta forma evitaremos la condensación interna, lo que puede hacer que la cámara deje de funcionar al producirse un cortocircuito interno.
6.Cuidado con la humedad. Evitar todo los posible la permanencia prolongada en lugares con alto porcentaje de humedad.
7.Paraguas para la cámara. Si llueve o nieva, es muy importante proteger la cámara. Existen fundas profesionales, aunque una simple bolsa de basura o un paraguas reducirá considerablemente los daños.
8.Granulado. Si el equipo se llegara a mojar, es muy importante introducirlo en un recipiente con bolsas de granulado especial para atraer la humedad.

The following two tabs change content below.