Hoy se cumplen 30 años de la primera llamada

El 13 de octubre de 1983 Bob Barnett, que entonces era presidente de la operadora Ameritech, llamó desde un móvil en el parking del estadio Soldier Field en Chicago a un teléfono en Alemania.

El otro interlocutor de aquella primera llamada móvil —comercial, cuidado, porque años antes ya se habían realizado llamadas de prueba— no era otro que el bisnieto de Alexander Graham Bell, que recibió la llamada mientras estaba —preparado para ello, desde luego— en un descapotable.

Aquella llamada se hizo a través de un Motorola DynaTAC 800X, un “teléfono móvil” que pesaba casi 800 gramos y que tenía un precio de 3.995 dólares en 1983 (que equivaldrían a unos 9.000 dólares en la actualidad). La red móvil utilizada en aquella llamada era la denominada AMPS, desarrollada por Bell Labs.

Aquel DynaTAC inició la era de la telefonía móvil comercial y fue una de las claves de la relevancia que Motorola iría ganando con los años. En aquellos primeros años pocos podían permitirse contar con un teléfono móvil, y desde luego pocos podían imaginar —con Internet aún desconocida para el público general— lo que llegaría a ser la telefonía móvil 3 décadas después.

The following two tabs change content below.