Protege tus dispositivos del frío

Prolonga la vida de tu teléfono en el frío del invierno

Prolonga la vida de tu teléfono en el frío del invierno

El frío es un gran enemigo de los teléfonos inteligentes, tablets y notebooks. Al igual que nosotros nos protegemos y abrigamos de las bajas temperaturas, nuestros aparatos electrónicos también necesitan mantener la temperatura normal para funcionar correctamente. Que la batería se descarge rápidamente, que la pantalla corra riesgo de rajaste o que el disco duro se congele son algunas de las consecuencias que puede tener exponer los dispositivos al frío del invierno. Para evitar estos incidentes y prolongar la vida de nuestros aparatos, desde Locompramos hemos elaborado una lista con los consejos más prácticos para este invierno.

  • Al ponerte el abrigo, no olvides el de tu teléfono, ya bien sea una funda adecuada o un calcetín, es importante que se mantenga caliente aunque lo tengas en el bolso o mochila. Si se enfría, se puede producir la congelación del disco duro o que el hardware del teléfono se vuelva frágil y provoque la rajadura de la pantalla (especialmente en dispositivos con pantalla de cristal). Cuanto más sensitiva sea la pantalla de tu dispositivo, más has de protegerla del frío.
  • De la misma forma, cuando tengas que realizar una llamada, utiliza siempre que sea posible, un manos libres para hablar cuando estés por la calle, para que el teléfono se mantenga en el bolsillo o bolso, resguardado del frío.
  • No dejes el teléfono nunca en el coche, aunque sea sólo un momento para sacar dinero del cajero, ya que las temperaturas del coche cuando está apagado son también bajas.
  • No te dejes el cargador en casa si vas a estar mucho tiempo fuera. Con el termómetro rozando mínimos, la batería de nuestro teléfono o tablet se puede descargar más rápido de lo normal.
  • Si has olvidado el cargador y al volver a casa tu teléfono te pide a gritos que lo conectes a la corriente, no lo hagas nunca cuando el teléfono está todavía frío. Deja unos minutos hasta que recupere una temperatura normal. Las baterías de ión-litio no pueden nunca cargarse por debajo de los 0º pues se reduce la corriente de carga.
  • Por último, ten en cuenta que el mismo efecto incómodo que se produce en las gafas cuando entras a un local con calefacción, se puede producir también en tu dispositivo. Si estás en la calle a bajo cero, y vas a entrar en un local con calefacción, procura calentar el teléfono antes de encenderlo, para evitar la condensación en el interior de la pantalla que no te dejará ver nada.
  • La condensación ocasionada por los cambios bruscos de temperatura (pasar del frío extremo al calor de la chimenea) puede deteriorar los delicados contactos de nuestra tecnología que con el tiempo acabarán por oxidarse.

Aplica también estos consejos a otros dispositivos electrónicos, especialmente a las cámaras digitales, que también sufren las bajadas de temperatura. El cristal del visor de las cámaras también se nubla de inmediato con los cambios bruscos. No debemos de olvidar que las máquinas odian el agua, por poco que sea. Y en este caso, también el frío.

The following two tabs change content below.